¡El vino adelgaza!

¡El vino adelgaza!

¡El vino adelgaza!
Familia Dardanelli te demuestra por qué el vino es un aliado de tu dieta.
Muchos sufrimos esa insoportable ansiedad por comer algo dulce luego de cenar, y terminamos por hacerlo justo en el momento menos indicado: previo al reposo.
Sin embargo, sustituyendo esos dulces por una copa de vino estaremos ahorrándonos bastantes calorías. Por un lado lograremos una sensación de saciedad que terminará con nuestra ansiedad, por otro, es evidente que si cambiamos el trozo de pastel (unas 235 cal) por una copa de vino (120-135 cal) estaremos ahorrando muchas calorías. Claro que siempre hablamos en términos moderados, no más de una o dos copas de vino.
Esto se demostró científicamente: la Universidad de Harvard llevó a cabo un estudio con 20.000 mujeres de las cuales constataron que las que bebían dos copas de vino al día tenían menos riesgo de obesidad.
Pero no solo se trata del ahorro de calorías, beber vino también puede contribuir a la quema de grasas. Científicos de la Universidad Puerdue (Indiana, Estados Unidos) encontraron un compuesto del vino tinto que ayudaría a acelerar el proceso. Se trata de un antioxidante, el Piceatannol, cuya principal característica es la de retrasar la generación de células adiposas e impedir el crecimiento de las que ya están maduras.
Y encima de todo esto, en su justa medida el vino ayuda a dormir y a reducir el estrés, ideal para conciliar el mejor sueño!
Fuentes:

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *